Rita Polo | Psicologa en Guatemala | Los limites te dan flexibilidad

Los limites te hacen mas flexible. Dejame contarte por que…

He notado que muchas problemas en nuestras vidas ocurren porque no ponemos límites.

Al hacerlo se vuelve más fácil darnos a respetar, proteger nuestra manera de vivir y evitar conflictos en nuestras relaciones.

Para poder implementar límites, tenemos que examinar nuestros propios límites. Debemos saber hasta dónde y en que deseamos ceder. El poseer límites personales aumenta nuestra habilidad para expresar lo que deseamos, lo que podemos hacer y lo que no. Todo lo que deseamos lo podemos expresar con respeto y asertividad. La persona que no implementa límites tiende a sentir cólera, ira, y frustración.

Hay dos tipos de límites comunes.  Límites físicos ocurren al decidir quién se nos puede acercar, hablar, o mostrar afecto. Los límites emocionales son cuando elegimos cómo deseamos ser tratados, que permitimos y que no permitimos de otros.   

Los límites pueden ser claros, flexibles, rígidos y difusos. Claros para mantener prioridades y autonomía personal. Flexibles cuando otorgamos ciertos privilegios a algunos para establecer relaciones cercanas. Rígidos son los que impiden acercamiento y relaciones. Difusos son límites que no conservan la autonomía, ni la relación sana.

Toda relación interpersonal, de amistad, laboral, matrimonial, profesional, debe tener límites o parámetros. En algunas relaciones se llega a abusar consciente o inconscientemente, hasta donde el otro lo permita.     

Cuando se expresa de forma clara y abierta lo que se piensa, siente y desea, ayudamos a otros a respetar y a actuar acorde a lo que solicitamos y necesitamos.  

Implementar límites, no es ser grosero o agresivo. Tiene que ver con enseñar a otros a respetar tus necesidades, asi como tu respetas las de ellos.  

Los límites se fortalecen al aprender a decir sí cuando deseamos, y a decir no cuando no nos apetece. Es marcar la frontera y si esta se traspasa, habrá que volver a marcar el territorio personal.

Los conflictos inician cuando la persona piensa demasiado en otros antes de pensar en si misma. Cuando cree que ser educado es no contradecir, o cuando tiene inseguridad personal y no se atreve a decir NO. Si se establecen límites, no ocurrirá el conflicto. Si no se implementan límites la persona se sentirá utilizada, no respetada, y puede llegar a sentirse como la alfombra por donde todos circulan y se limpian los zapatos.


Pero quién quiere ser la alfombra de otros?

Establecer límites es muy importante. Cuando vas a construir tu casa, tu tienes que respetar los límites del terreno. Si te sales de ellos, tendrás un conflicto contigo y con el vecino.  Los límites personales definen a la persona en lo que es y en lo que no es, lo que desea y lo que no desea, la responsabilidad que desea adquirir y la que no desea asumir. Los mismos definirán como la persona desea ser tratada y lo que no permitira del trato de otros.  


Ideas para establecer relaciones sanas:

  1. Ten claro lo que tu consideras bueno y malo
  2. Ten claro lo que esperas de otro, se realista
  3. Protege los límites una vez implementados. Manten firmeza.
  4. No seas extremista. No seas rigido, se flexible.
  5. Expresa lo que te molesta.

Y tu…ya sabes cuales son tus límites?

Hablamos pronto,

Rita   


Si quieres leer mas articulos como este, inscribete al newsletter y te los mando directo a tu email. Solo llena el formulario.


* indicates required

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *